Consejos


A continuación presentaremos algunos consejos bíblicos que juntamente con la ejecución de  los pasos de restauración (que se encuentran en la parte final) cambiarán su vida. La palabra, la oración y la acción juntas siempre producen grandes milagros. Dios lo bendiga.

El conformismo es el principal enemigo del crecimiento. El conformismo nos hace ver los problemas como imposibles de superar en lugar de verlos como oportunidades para conquistar. Mientras otros luchan contra sus problemas, los conformistas se acomodan en ellos.
Los problemas y retos vienen para superarlos no para que se queden con nosotros depende de ti que permitas que te paralicen y destruyan tu vida o que tú los paralices y avances.
Cuentas con Dios, no estás solo, no temas, no es fácil, pero cuentas con las fuerzas de Dios1. Él te abrirá puertas2. No hay nada imposible3, todo lo puedes con él4.
La mayoría llora sus problemas pero no hace mucho para solucionarlos y se conforma a ellos. Dios nos dice constantemente esfuérzate5.
Él te puede dar el trabajo de tus sueños. Pero tú parte es levantarte temprano preparar tu CV y presentarte a los empleos. Es así como funciona en cada área de la vida.
Soñamos con éxito en la vida de pareja o en la relación con los hijos y necesitamos trabajar en ello. Si esperamos que algo suceda tenemos que hacer que algo suceda. Sueña y mucho, busca a Dios y actúa.
Si experimentas que pones la mejor de tu voluntad sin embargo no puedes ver en ti una persona de esfuerzo, tranquilo si tú lo buscas y te entregas a él diariamente, Dios te dará cambiará en una persona de esfuerzo6.

Textos Bíblicos:
1 Isaías 40:31 “Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.”
2  Isaías 45:2-4 “Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel, que te llama por tu nombre. Por causa de Jacob mi siervo, de Israel mi escogido, te llamo por tu nombre y te confiero un título de honor, aunque tú no me conoces.”
3  Lucas 1:37 “Porque para Dios no hay nada imposible.”
4  Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
5  Josué 1:9 “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.”
6  Filipenses 2:13 “Pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.”